post

El retorno mas esperado

El punto le alcanzó para mantener la ventaja sobre Guillermo Brown, que también igualó con Boca Unidos. Rodrigo Salinas convirtió el gol de penal y terminó como el máximo artillero del campeonato con 30 gritos.

Chacarita regresó a la Primera División tras siete años, al igualar 1-1 como local con el también ascendido y campeón Argentinos, en un partido correspondiente a la última fecha de la B Nacional. El punta Javier Cabrera abrió el marcador en el primer tiempo para la visita y minutos después, en medio del evidente nerviosismo, en las tribunas del dueño de casa y la ansiedad de los dirigidos por Walter Coyette, el delantero Rodrigo Salinas –quien terminó como máximo goleador de certamen con 30 tantos– igualó de penal. Con este resultado, el Funebrero sumó 77 puntos y se aseguró así el segundo puesto en la clasificación por el empate sin goles de Guillermo Brown de Puerto Madryn ante Boca Unidos. Por su parte, Argentinos, en la despedida como DT de Gabriel Heinze, cerró su gran campaña con 88 unidades.

Precisamente, el visitante arrancó mejor plantado en el campo y pisaba el área rival constantemente, aunque sin eficacia, con la sociedad formada por Damián Batallini y Facundo Barboza. Así contó con dos claras en los pies Francisco Fydriszewski, ante un equipo local sumiso y precavido a la hora de poner gente en ataque, dado que su conductor Nicolás Oroz tendía a aislarse sobre el sector derecho del mediocampo. 

El premio para el equipo campeón de la categoría llegó cuando un error defensivo dejó a Cabrera mano a mano frente al arquero Trípodi, y el Bicho abría la cuenta ante el estupor de la parcialidad funebrera. Sin embargo, poco después, y fruto de un pelotazo largo e inofensivo, el arquero juvenil Lucas Chávez se llevó puesto a Oroz, el árbitro Juan Pablo Pompei pitó penal y el artillero Salinas sentenció el empate que trajo alivio.

Si bien Chacarita se plantó más adelantado en el mediocampo en el complemento, sufrió cada vez que Argentinos se decidía a atacar. La entrada de Elías Alderete le dio aire fresco al conjunto local, que pese a las variantes no respondió desde lo futbolístico, aunque sí desde lo emocional y la entrega. De esta manera, la recta final del partido transitó entre algunas arremetidas, pierna fuerte y más entusiasmo que juego asociado.

Con el resultado de Brown puesto y la vuelta a Primera consumada, más de 20 mil personas desataron un festejo alocado en las tribunas. Con algo de sufrimiento, Chacarita, campeón del Metropolitano de 1969, logró el ansiado ascenso a la A por sexta vez, como había ocurrido en 1941, 1959, 1983, 1999 y 2009.

Sharing is caring!